La Presa

La Presa es el primer elemento del conjunto hidráulico que encontramos siguiendo el cauce del río Alhama. Se conserva el estribo de la margen izquierda y dos grandes bloques desprendidos y llevados aguas abajo por la acción del río; aunque según las indicaciones de los vecinos no hace muchos años se podía observar vestigios en la margen derecha, hoy cubiertos por un talud creado por una escombrera reciente.

Los vestigios del margen izquierdo están formados por una pantalla recta, y oblicua al cauce del río, de 5,02 m, punto donde forma una curvatura hasta encontrar la perpendicular del río presentando así un total de 6,42 m. En sección presenta un grosor máximo de 2,40 m que se corresponde con el valor medio otras presas romanas en Hispania. La altura máxima conservada es de 2,24 m pero atendiendo al nivel marcado por la zona que conecta con el puente esta altura podría llegar hasta un máximo de 6 m en el centro del cauce.

En lo que a materiales y aparejo respecta, la presa presenta un núcleo interno de opus caementicium, compuesto por cantos rodados del mismo río con longitudes de entre 10 y 25 cm, mientras que en su cara exterior está formado por sillares de arenisca; estos sillares presentan una forma trapezoidal en todos los que constituyen la primera hilada mientras que los de las sucesivas hiladas son cuadrangulares en el tramo recto y se tornan trapezoidales en la zona curva. Para mejorar la estanqueidad del conjunto se sellaron las juntas de los sillares con una capa de argamasa.